10 Ideas decorativas y funcionales para tu cocina

La cocina es uno de los espacios donde más vida se hace en una casa, al menos ese es mi caso. Me encanta cocinar y disfrutar cuando estoy haciéndolo. Necesito sentirme bien cuando entro, y me entusiasma que nuestros invitados se sientan cómodos en ella. Con una bebida y algo de picotetar, charlamos cómodamente, mientras terminamos de preparar la comida, es un momento de risas envueltos por los aromas de una buena salsa para pasta o los de un guiso hecho con mimo.

Por ese motivo, tener una cocina organizada te dará una sensación de facilidad y orden cuando estés en ella para preparar una comida, compartir tiempo con amigos y familiares o tomar tu café por la mañana.

Dale encanto a los artículos cotidianos

Tal y como te he comentado, yo paso bastante tiempo en la cocina, pero tanto si eres de las que te gusta cocinar como de las que no, la cocina es un espacio que se visita muchas veces durante el día. Y como te he comentado antes, suele ser el lugar de reunión favorito de invitados o familia. Si lo organizamos con encanto, hará que les guste y disfruten de estar en ella mucho más.

Puedes poner en una bandeja de aperitivos algún bol, taza o cualquier elemento de la cocina que utilices habitualmente con un objeto decorativo y voilá, tienes una bonita bandeja.

Utiliza estanterías abiertas para almacener y decorar

Sobre este tema tengo un post donde te explico como hacerlo para que ésta sea funcional y decorativa al mismo tiempo, pero sólo te recuerdo que en estas estanterías abiertas debes colocar artículos que usas habitualmente, su secreto será su colocación. Debemos conseguir una armonía visual sin olvidarnos de la funcionalidad.

Un armario o cajón para la despensa

Usa recipientes uniformes para alimentos, puedes organizar tu despensa en un cajón o estantería y colocar harina, azúcar y pasta cerca de tu zona de trabajo en la cocina.

Los tarros de cristal te facilitan el trabajo de saber que es lo que hay en ellos, pero si los que tienes no lo son, o el cajón donde deben ir ubicados no te permite ver que es lo que hay en su interior, te recomiendo que los etiquetes.

Crear espacios relacionados

Crea espacios «relacionadas con la actividad» para simplificar la vida diaria. Si te gusta el café y trabajas mucho desde casa, como yo, puedes crear un rincón encantador y práctico con todo lo que necesitas para tu descanso.

Y, si te encanta hacer repostería, organiza un espacio para todo lo que necesites para hacer tus deliciosos pasteles, cupcakes o galletas.

Para cocinas pequeñas, aprovecha cada espacio

Estantes, barras, ganchos o incluso paredes pueden ser perfectos para ubicar tus artículos de cocina, no siempre hay que pensar en cajones o tener que comprar armarios para almacenar lo que tenemos que utilizar.

Esta idea es perfecta para aquellos que viven en pisos de alquiler y no quieren invertir demasiado en arreglar una cocina, o los que se mudan habitualmente.

Usa contenedores de alimentos uniformes

Los alimentos secos (arroz, legumbres, pasta, sal…) una vez abiertos debemos pasarlos a los botes transparentes que hemos decicido tener. Yo me decanto por botes cuadrados, son más fáciles de almacenar. Si quieres puedes añadir etiquetas decorativas para marcar lo que hay en ellos.

Piensa que es la manera de tener un armario despensa armonioso. Ten en cuenta que los recipientes tienen que tener capacidad para la cantidad de cada alimento, por ello, te recomendaría comprar recipientes de 1l para el azúcar, sal, arroz, todo aquello que venga empaquetado con 1Kg. Tener otros recipientes de 1/2l para pan rallado, harina, legumbres si compras paquetes de 1/2Kg. Y por último algunos más pequeños para otros productos. Yo en ellos tengo los dados de cocina, laurel en hoja, ajos. Cada cocina es un mundo y cada cocinero tiene sus ingredientes mágicos, o sea que tu decides que es lo que necesitas tener más a mano para tus comiditas.

Ambiente amenizado

Me encanta cocinar, y me encanta más con música de ambiente. A veces es las noticias o simplemente música de fondo, pero me sirve para relajarme.

En mi caso tengo una radio instalada en el techo con un mando a distancia, pero puede ser un clásico transistor, tu móvil o lo que te vaya mejor.

La música o la radio siempre es una buena compañera.

Atrapa invitados

Como os he dicho me gusta que nuestros invitados sean partícipes del ritual de cocinar, por ello hay que atraerles con una buena conversación, con los aromas de la comida, pero mi truco infalible para retenerlos, se llama «atrapa invitados».

Es algo tan simple como situar estratégicamente, en mi caso es en la barra que tengo en la cocina, pero puede ser cualquier lugar de fácil acceso, un pequeño recipiente donde siempre tengo pequeñas e irresistibles tentaciones para el estómago.

Su contenido puede variar, pero suelo poner frutos secos, perfectos para las energías de mis hijos, palitos salados, fuets pequeños o lo que a cada uno le guste. Os lo recomiendo, atrapa a cualquiera, y de la cocina no hay quien los mueva. También es cierto, que es una tentación para la cocinera y puede ser peligroso, pero eso es otro tema.

Plantas o flores para tu cocina

Las plantas ya no son exclusivas para tu terraza o tu salón, en la cocina pueden proporcionarte un ambiente ideal.

Podemos utilizar desde plantas aromáticas, plantas decorativas naturales o artificiales, o un simple ramo de flores frescas. Ubicarlas en la encimera, la barra de cocina o colgarlas en la pared, las posibilidades son infinitas, pero el resultado siempre es espectacular.

Encimera despejada

La encimera de la cocina despejada hace que tu cocina cambie totalmente, la cocina se convierte en algo fresco, organizado, limpio y más acogedor.

Mi regla general es que en ella sólo tiene que haber los artículos que uso diariamente. Por ejemplo, cada día hacemos café, por lo que tiene sentido tener la cafetera siempre encima, pero no siempre desayunamos tostadas, por lo que la tostadora debemos buscarle otro espacio para guardarla.

Un consejo, no tengas pereza e intenta dejar cada día antes de irte a dormir la cocina recogida, cuando empieces el día lo harás con mucha más calma.