31 Cosas fáciles que en ENERO puedes decirles adiós

Muchas veces estamos rodeados de un sinfín de cosas de las que no somos conscientes que no son necesarias: objetos, pensamientos, ideas … están ahí rodeándonos, ocupando espacio que no tenemos, energía que necesitamos para otra cosa o simplemente saturando nuestra mente, por ello, me gustaría contribuir a haceros mensualmente una lista de muchas de esas cosas, para que si alguna de ellas son protagonistas en nuestra vida, podemos decirles adiós sin miedo.

Pues en esta nueva cruzada, va el post de hoy, 31 cosas que puedes decirles adiós:

1. Los Tupperware que están como no deberían estar: rotos, amarillos, sin tapa, o simplemente en exceso. Estos serán los protagonistas cada mes, es un gran clásico.

2. Esas manualidades a medio terminar.

3. Recordar, los calcetines desparejados, ya sabéis: o desmontáis la lavadora, o vais a Narnia pasando por el País de Nunca jamás a buscarlos, o les decís adiós.

4. Ese paquete de cigarrillos guardado, si has decidido dejar de fumar.

5. Correo basura antes de que entre en tu casa.

6. Correo basura de tu ordenador.

7. Luces navideñas rotas.

8. Adornos navideños anticuados.

9. Envoltorios de regalo usados.

10. Bolsas para todo la vida: bolsas de regalos recibidos que se acumulan a las cientos que ya tenías.

11. Esos dulces navideños que han sobrado y sabes que no te vas a acabar (la balanza lo prohíbe).

12. Los recibos de regalos que has comprado y ya no son necesarios.

13. Si los reyes magos te han traído algo para sustituir a otro objeto que ya no usabas, pues eso, a cambiar uno por otro.

14. La caja donde guardas los adornos navideños que está recosida a precinto. Una nueva no es mala opción.

15. Las pilas que guardas de tamaños que han pasado a ser vintage.

16. Los juguetes que no han sobrevivido a sus primeros días de vida.

17. Revisa tu despensa, y vigila todo lo que está a punto de caducar.

18. Esos zapatos que son incómodos, te duelen o su tacón es una prueba muy arriesgada.

19. Libros dañados de tus hijos que son imposibles de recuperar y de leer.

20. Los regalos que te han hecho durante estos días y no te gustan, cambiarlos es una buena opción. Soy de las que considero más negativo guardar algo eternamente y no utilizarlo por que me sabe mal, que cambiármelo y disfrutarlo.

21. Medias y calcetines en mal estado.

22. Todas las fotos hechas estas navidades que no vas a volver a mirar.

23. Ropa de cama que ni en la casa de la Pradera podrían aprovecharla.

24. Esos marcos de fotos que no tienen foto, o le pones una o regálasela a alguien.

25. Todos esos calendarios que te han regalado y no vas a usar.

26. La agenda del 2019, guárdate lo que te interese y el resto a decirle adiosito.

27. Plantas o flores artificiales que parecen más falsas que una telenovela turca.

28. Objetos de recuerdo que ya no tienen el mismo valor para ti.

29. Revisa tus bufandas, seguro que muchas no las utilizas.

30. La funda de la plancha si está más quemada que el guante de un bombero.

31. Organizadores, cestas, cestitas que no usas, o le buscas un lugar o regálaselo a alguien.