5 Hábitos para tener nuestra zona de lavandería organizada

Algunos tienen un espacio destinado a la zona de lavandería, otros lo comparten con alguna habitación y otros simplemente no tienen ningún sistema ni espacio destinado a ello. Pero seas de un grupo o de otro es importante tener 5 hábitos básicos y sencillos para que la zona de lavadoy su proceso no se convierta en un caos, seguro que muchos de vosotros ya tenéis los vuestros, pero para aquellos que no, os recomiendo 5 pequeños consejos, que no representan ningún trabajo extra, y pueden hacer la diferencia entre ropa/lavado= caos o ropa/lavado= orden.

1. Sólo comprar los productos de limpieza cuando los necesitemos. Deberíamos olvidar ir probando productos continúamente y acumularlos. Compra, usa y termina, no acumules.

2. Tener una rutina de lavado y planchado. En mi caso, tengo definido días específicos para cada cosa: el sábado toca toallas, el domingo sábanas, lavadora diaria de ropa que programo cada noche, cuelgo cuando me levanto y recojo por la noche. Plancho 3 veces por semana. Cada uno debería buscar cuál es su rutina más adecuada según sus horarios y necesidades.

3. Almacenar los artículos necesarios cerca de donde los vamos a utilizar y los que no estén cerca, que estén accesibles. P.ej. tablas de planchar innacesibles no es una buena idea.

4. Utilizar contenedores clasificados para la ropa sucia: uno para la ropa de color y otra para la blanca sería lo ideal.

5. Y la más importante: la implicación de todos los miembros de la familia en el proceso es imprescindible. Por ej. deberíamos enseñar a nuestros hijos que para que Mary Poppins ponga su ropa limpia en su armario antes hay que dejar su ropa sucia en los cestos correctos.

Un sistema organizado de lavado nos facilitará la vida, y eso creo que a todos nos gusta!!