6 Cosas que puedes hacer hoy para organizarte mejor

La organización se trata de hacer la vida más fácil. Y tú puedes conseguirlo haciendo 6 pequeñas cosas rápidas y fáciles hoy mismo, y que te ayudarán a recuperar la sensación de calma y orden.

Haz la cama antes de salir de casa

Soy de la generación en la que tu madre te decía que nunca debías salir de casa sin haber hecho la cama. Lo tengo interiorizado, y aunque en su momento oírlo hacía que pusiera los ojos en blanco, con el tiempo he comprobado, que mi madre tenía razón, como siempre.

«Hacer la cama cada mañana se relaciona con una mejor productividad, una mayor sensación de bienestar y mejora nuestras habilidades para cumplir nuestros objetivos diarios». Es un pensamiento después de una investigación de Charles Duhigg autor del libro «El poder de los hábitos». Abro paréntesis, mi madre no necesitó ninguna investigación para saberlo, cierro paréntesis.

Por ello, te propongo que lo compruebes por ti mismo y verás cómo te ayudará a ser más productivo, a dormir mejor por la noche, y el hacerla, te aportará una pequeña dosis de felicidad. Los estudios lo dicen y mi madre también.

Si quieres facilitarte la tarea opta por una funda de edredón extraíble, lavable y elimina la sábana intermedia.

Ordena en lugar de apilar

Después de coger el correo, no lo dejes. Clasifícalo rápidamente y recicla lo que no necesitas. Esto evitará que acumules papel innecesario.

Si quieres para agilizar el tema ubica un pequeño cesto o papelera donde normalmente ordenas el correo.

Escoge tu ropa la noche anterior

Es una tarea simple, cuanto más hagas la noche anterior, menos estrés tendrás por la mañana, y evitarás esa frase a primera hora ¿qué me pongo hoy?

Hay estilistas que aconsejan incluso dedicar media hora cada domingo para pensar y probarse los looks que llevarás esa semana. Yo, viviendo en el mediterráneo, lo veo algo complicado, los cambios de tiempo no ayudan. Pero, puedo asegurarte que si te levantas corriendo y no has preparado tu ropa, te pondrás cualquier cosa, y es fácil que te estés lamentando de tu elección todo el día. Si lo preparas la noche anterior, con calma, no hay margen de error y empezarás el día con el look perfecto y con una sonrisa.

Deja cada cosa en su sitio cuando llegues a casa

Esto es extremadamente importante para vivir organizado. Cuando llegues a tu casa, debes devolver las cosas al lugar donde pertenecen, siempre, siempre, siempre. El orden visual nos ayuda a desconectar.

Pequeñas acciones que deberías hacer cuando llegues a casa:

1. Acción:

Las llaves en su sitio, porque debemos tener un sitio para ellas (p.ej. bandeja vacía bolsillos), para evitar salir de casa y que nos cojan los 5 minutos de terror después de haber descubierto que no las tenemos.

2. Acción:

Descálzate y deja los zapatos en su sitio. Evitarás suciedad, y conseguirás la sensación de que has llegado a casa y podrás empezar a relajarte.

3. Acción:

Guarda la ropa de abrigar y los bolsos en el armario o perchero. El desorden visual no nos permite desconectar. Que decir que el perchero no es el lo cuelgo todo en él y allí se queda.

4. Acción:

Deja el móvil siempre en el mismo sitio (quién no se ha llamado a su propio teléfono en casa para encontrarlo???)

5. Acción:

Si llegas con la compra, guárdala sólo llegar, no vale dejarla en el suelo, en la encimera o en cualquier sitio, seguro que saldrá algo «más importante o más urgente» y nos olvidaremos de ella.

Te aconsejo que todo lo que te he comentado lo hagas de manera inmediata.

Si todo está en su sitio, evitas el desorden, sintiéndote más a gusto y disfrutando tu casa con mayor alegría.

Tener una caja de «donación» en algún armario

Cada vez que te pruebes algo y no te gusta o no te va, que encuentres algún objeto que ya no utilizas, ponlo en esa caja, para luego donarla a beneficencia, a alguna amig@ o simplemente reciclarlo. Por cierto, como empezamos a conocernos, te recuerdo que esa caja luego habrá que vaciarla, no la llenaremos y se quedará en el armario eternamente.

Planea con antelación

Es bueno que al final de cada día, te tomes unos minutos para prepararte las actividades del día siguiente.

Mentalmente deberías revisar todo lo que debes hacer y que objetos necesitas para llevarlas a cabo: bolsa del gimnasio, tupper para llevar la comida, ordenador, pañales….

Recuerda que estos pequeños cambios en tus hábitos te ayudarán en gran medida a sentirte más organizado. Cuando te sientes más organizado, en realidad te mantienes más organizado.