Aumentar la productividad mediante el orden y la organización es posible

Mejorar nuestra productividad tanto en nuestro trabajo como en nuestro hogar es un objetivo para muchos de nosotros, y la mayoría solemos pensar que para mejorarla una manera sería levantándonos más temprano, planificar mejor nuestra jornada, dedicarnos primero a las tareas más difíciles, hacer una cosa detrás de la otra, aprender a decir que no, y alguna más podría enumerar, pero muchas veces os olvidáis de una muy importante: ordenar y organizar nuestro espacio físico.  De hecho hay muchos maneras que la organización puede dar como resultado una mayor productividad, os las voy a enumerar, y veréis como queda justificada mi afirmación:  

     
  • Gastaremos menos tiempo buscando artículos que sabemos que poseemos pero que no podemos encontrar.
  •  
  • El retraso en cualquier proyecto disminuirá cuando todo esté organizado porque una organización adecuada facilita el inicio de éste.
  •  
  • Eliminaremos distracciones. Vivir y trabajar en un espacio ordenado puede hacer que sea más fácil concentrarse en una tarea.
  •  
  • Podremos guardar nuestras pertenencias más rápidamente, ahorrando tiempo y aumentando la productividad.
  •  
  • Al configurar un calendario organizado y otras herramientas de planificación, será más fácil planificar nuestro día en función de nuestras prioridades.
  •  
  • Con una cocina organizada, será más rápido planificar comidas, guardar comestibles, encontrar ingredientes y cocinar.
  •  
  • Una habitación ordenada a menudo es más relajante, lo que nos permitirá dormir mejor, haciendo que mejore nuestra productividad porque estaremos más descansados.
  •  
  • La creación de un área organizada para nuestros artículos deportivos o equipos de ejercicios, o un área de ejercicios designada en nuestro hogar, promoverá la actividad física regular, lo que puede generar más energía a lo largo del día.
  •  
  • La creación de un sistema ordenado para el correo entrante aumentará la eficiencia al pagar las facturas y responder al correo.
  •  
  • Los armarios y vestidores organizados y ordenados del dormitorio nos permitirán vestirnos más rápidamente cada mañana.
  •  
  • Establecer un área de oficina en el hogar organizada nos dará privacidad y eliminará las distracciones, lo que facilitará el trabajo en casa.
  •  
  • Una rutina de lavandería organizada nos ahorrará un tiempo valioso cada semana para clasificar, lavar, doblar y guardar la ropa.
  •  
  • Los baños ordenados y organizados ayudan a ahorrar tiempo en nuestra rutina diaria al comienzo y al final de cada día.
  •  
  • Una casa menos desordenada significa que la limpieza es mucho más sencilla, lo que reduce drásticamente el tiempo que nos toma limpiar nuestra casa.

Como podéis constatar, queda debidamente justificada mi afirmación de mi post, y demuestra que la organización y el orden en nuestro hogar hace mucho más que simplemente hacer que el espacio se vea ordenado.  

Un hogar organizado puede ahorrarnos un tiempo valioso en muchos aspectos de nuestra vida, lo que resulta en una mejor salud, bienestar y un aumento en la productividad.