¿Cómo ordenar mi armario?

¿Te has encontrado diciendo algo de esto en los últimos días?

  • No sabes que ponerte
  • No puedo encontrar …

¡Necesitas poner orden en tu armario ya!

Es cierto que los armarios son muy difíciles de mantener organizados. Afortunadamente, con un poco de esfuerzo y práctica, ¡puedes tener un armario atractivo y eficiente en poco tiempo!

El primer mandamiento de un armario eficiente es que debemos encontrar lo que buscamos fácilmente. Para ello, habrá que priorizar los objetos que guardaremos en él y como los colocaremos.

Conseguirlo es fácil, sólo hay que seguir unas pequeñas pautas.

Vaciado y limpieza interior del armario

  1. Vaciaremos el contenido de todo nuestro armario (ropa, zapatos, complementos…), incluidas las perchas, cestos y cualquier otra objeto que pueda haber en los estantes.
  2. Necesitamos un espacio claro y limpio para planificar y visualizar cómo vamos a reorganizar nuestro armario.
  3. Aprovecharemos para limpiar el interior de éste, estanterías, barras de colgar, paredes.

Decidir qué nos quedamos y qué retiramos del armario

Ahora viene la parte que has estado esperando o temiendo. Algunas personas se aferran a cosas que «pueden necesitar un día», pero los armarios son finitos, así que debemos elegir renunciar a algunas de ellas. Una forma de decidir que guardar o no, es haciendo las siguientes preguntas pieza por pieza:

¿Te gusta?

¿Lo llevas?

¿Proyecta la imagen que quieres retratar?

Si la respuesta es «sí» a algunas de las tres, entonces puedes colocar ese elemento con confianza en la pila de Guardar y si no, en la pila del «Adiós (donar, vender o basura)».

Para aquellos, que hay piezas que no contestan a ninguna de las tres preguntas, pero no mantenerlas hace que lo estés pasando mal, entonces crea una pila «tal vez». Coloca las piezas elegidas en un lugar determinado y vuelve a visitarlo 1, 3 ó 6 meses después. Si olvidaste estos artículos o nunca pensaste en usarlos durante este tiempo, puedes donarlos o regalarlos con tranquilidad, no los necesitas como pensabas, y ese espacio puedes dedicarlo a otras piezas que si te hagan feliz.

Clasificar la ropa por categorías

Las categorías para decidir qué hacemos con nuestras cosas serían:

  • Guardar dentro de temporada. Aquí haríamos una pequeña subdivisión: uso frecuente y uso infrecuente. Esto nos servirá para decidir su ubicación en el armario. Más cerca y accesible una que la otra.
  • Guardar fuera de temporada.
  • Donar. Si te resulta difícil despedirte de tu ropa, puedes ayudar a donarla a una organización benéfica.
  • Regalar. Seguro que puedes hacer feliz alguno de tus amig@.
  • Vender. Si los artículos están en buenas condiciones puedes venderlos en aplicaciones de móvil, web o tiendas de segunda mano.

Encontrar un lugar para toda la ropa

Los artículos de USO FRECUENTE debe tener el lugar de más fácil acceso en el armario, los de USO INFRECUENTE en algún lugar que no esté tan cerca, aunque accesible, y la ropa FUERA DE TEMPORADA podremos buscarle un lugar para almacenarla (debajo de la cama, en el trastero, armario habitación de invitados, etc).

Una vez tenga claro que es lo que tengo que tener más accesible, debo observar/visualizar el espacio del que dispongo y ver si con los estantes, barras, colgadores o cajones tendré suficiente espacio, o compartimentos para tenerlo todo lo máximo visible. Por ello el siguiente paso es muy importante.

Organizar el espacio del armario

Para todos los espacios que tenemos disponibles, debemos hacernos las siguientes preguntas:

  • ¿Necesito más espacio para colgar, espacio en los cajones u otro tipo de almacenamiento?
  • ¿Si es necesario, puedo agregar un estante encima o debajo del espacio para colgar?
  • ¿Encima del armario o por debajo, puedo agregar almacenamiento?
  • ¿Puedo añadir cajas dentro del armario para zapatos?
  • ¿Espacio extra para colgar es posible? – duplicar el espacio para colgar con una barra en la parte superior y otra a mitad de camino puede ser una excelente manera de duplicar el espacio de artículos para colgar. Esto es una manía personal, soy una gran defensora de todo lo que se pueda colgar mejor, no se arruga y se ve rápidamente.
  • ¿Está todo visible? Si no puedes ver todo, entonces es posible que no lo uses, ¡y no tiene sentido hacerlo!

Hechas estas preguntas, será el momento de decidir cuáles son los accesorios de almacenamiento que debo comprar: perchas, separadores de cajones, cajas, … tú decides a partir de lo que tienes que colocar.

Un armario atractivo visualmente

Libera tu creatividad y piensa en maneras para que cuando abras tu armario todos los días, el vestirse se convierta en un verdadero placer y te saque una pequeña sonrisa matinal.

Si tu creatividad no es tu fuerte puedo darte algunos pequeños trucos fáciles de llevar a cabo:

  • Coloca las prendas del mismo tipo siempre juntas.
  • Para conseguir una armonía visual en tu armario, las piezas del mismo color deberían estar juntas, y de más claro a más oscuro. También te ahorrará tiempo por las mañanas cuando necesites vestirse con prisa.
  • Si te apetece pinta tu armario de un color suave y bonito.
  • Los accesorios de almacenamiento que compres deberían mantener una estética cromática, y las perchas deberían ser todas iguales y dispuestas en la misma posición.
  • Añade espejos exteriores o interiores.
  • Cuelga joyas y bufandas donde puedas verlas, son piezas muy llamativas que te alegrarán la vista.

Haz los ajustes necesarios

Será necesario evaluar el sistema que has implementado en tu armario, al menos una vez al mes en la fase inicial, y luego cuando te conviertas en una experta, lo conseguirás estoy segura, puedes hacerlo con el cambio de temporada.

Deberás ver si te resulta difícil encontrar algunos artículos rápidamente y buscarles una nueva ubicación o ver si todavía tienes demasiada ropa o si esas piezas que estaban en el «tal vez» pueden pasar al «adiós».

Estos sencillos consejos harán que vestirse por la mañana sea un pequeño placer, que disfrutes de tu armario, de tu ropa y de tu vida. ATRÉVETE!!!!!