Ideas para guardar los recuerdos escolares de nuestros hijos

Recuerdo que cuando mis hijos nacieron, guardaba cada foto, cada nota, cada dibujo de la escuela. Era como si necesitara atesorar cada recuerdo de la infancia de mis hijos, como que si no los guardaba, perdía parte de su infancia. Pero, aunque en esa época todavía no ejercía como Organizadora profesional, mi interiorización del orden, me hizo darme cuenta que aunque estos elementos pueden tener un valor sentimental, es imposible mantenerlos todos.⠀

En su lugar, lo que hice es escoger los elementos más importantes para mí, no para mis hijos, y almacenarlos en una caja que he destinado a ello, evitando que estos se desborden.⠀

También te propongo crear tu pequeña galería de arte. En mi caso lo que hice, además de la caja de recuerdos, fue instalar en la habitación de mis hijos dos pizarras metálicas, que todavía tienen, donde con imanes ellos iban poniendo los trabajos o recuerdos del momento, que rotábamos o cambiábamos según ellos iban creciendo, es una manera de tener los recuerdos vivos, actualizados y controlados. ⠀

Mi última propuesta es hacer una foto de éstos. Y ahora que estamos en otoño y pronto el invierno con sus días lluviosos, una manera de pasar una tarde de sábado es catalogando los proyectos de arte de tus hijos, almacenándolos y organizándolos digitalmente. En el futuro, cuando tu hijo traiga a casa un nuevo dibujo o pintura, toma una foto de él y lo archivas en tu carpeta digital. De este modo incluso será más fácil ver cómo tu hijo crece y desarrolla sus talentos. Y una vez digitalizados puedes hacer con ellos un álbum con tus anotaciones personales, para luego imprimirlo (puede ser un buen regalo de navidad cuando tu hijo sea adulto). También puedes hacer un collage con los que más te gusten, imprimirlo y enmarcarlo. ⠀

Y si eres creativo, el otro leía una idea de una mamá muy original. Había cogido los que más le habían gustado y de iguales dimensiones, los había plastificado y los había convertido en manteles individuales. ⠀

La creatividad no tiene límites, como la de tus hijos.⠀

Tú decides que hacer con TU gran tesoro, pero recuerda el espacio en nuestro hogar es finito.⠀