Necesito ordenar, pero por dónde empiezo!!!!

La frase más habitual cuando alguien decide ordenar es «no sé por dónde empezar». Te embarga una sensación de angustia, te sientes perdido y no sabes qué pasos hay que tomar tras la decisión de que quieres ordenar tu casa.

Lo importante es no abrumarse por la tarea y encarar el proceso paso a paso.

Hay diferentes maneras de encarar este proceso, pero mi recomendación sería, los primeros días, empezar por proyectos pequeños, espacios que no te importen demasiado: el cajón de tu mesita de noche, el de los cubiertos o el botiquín, es una manera de ir estimulándote, de comprobar que cuando consigues ordenar estos pequeños espacios la sensación de bienestar que te embarga es muy gratificante.

Una vez ya has empezado a tener soltura en cuanto a tirar, el siguiente paso sería empezar por el proyecto grande. Aunque puede darte un poco de vértigo al principio, incluso mucha pereza, piensa que cuando lo finalices habrás conseguido un equilibrio mental inimaginable.

Por ello, no puedes, no debes, no te permito que te tires atrás, y para eso voy a darte una pequeña guía para empezar y finalizar el gran proyecto de orden de tu casa.

PASO 1

Buscar el lugar de mayor impacto en tu vida.

Puede que el desorden de tu hogar tenga unas zonas más problemáticas que otras, y la mayoría de veces no sabes por dónde empezar. Te aconsejo que reflexiones 5 minutos y elijas el espacio que te frustra más tener desordenado, o el que si tuvieras ordenado crees que te causaría un mayor impacto en tu calidad de vida o la de tu familia. Y ese, es por el que tienes que empezar tu proyecto.

Ahora ya sabes por dónde empezar, pero sólo es el principio, necesitas seguir otras directrices para poder conseguir tu gran proyecto. Si tienes unos minutos te los detallo.

PASO 2

Establece un tiempo para hacer el trabajo. Prográmalo, haz un plan de trabajo factible sabiendo el tiempo que dispones para ello, si no lo haces asequible, siento decírtelo, pero es un proyecto sin futuro.

PASO 3

Antes de empezar a organizar el espacio que has decido que será el primero, deberías tener claro para que vas a usar ese espacio, cómo quieres sentirte cuando estés en él e imaginártelo organizado con todos aquellos objetos que realmente te hacen sentir bien, crear una zona de confort mental de esa estancia. Esto te servirá para los momentos de bajón, cuando te hallas perdido, recurre a esa pensamiento de confort, te ayudará a anclar tu decisión de que quieres vivir con más orden y que es lo que quieres mantener o no para conseguirlo.

PASO 4

Cualquier proyecto de organización consume mucha energía física y emocional, por ello te aconsejo comer antes de empezarlo, nada pesado, pero si copioso y saludable, lo vas a necesitar, y tranquilo lo vas a quemar.

PASO 5

También no debemos olvidar hidratarnos, por ello, te aconsejo que tengas agua a mano.

PASO 6

Recuerda comprar bolsas de basura, las vas a necesitar. Te recomiendo que las marques con las palabras: donar, reciclar o vender. Una opción es comprar bolsas de basura de 3 colores distintos y asignar un color para cada una de las opciones.

PASO 7

El orden deberías empezarlo despejando las cosas que tienes muy claro qué quieres mantener.

Te aviso, durante el proceso de organizado vas a encontrarte muchos viejos recuerdos, no deberías distraerte mucho en ellos, caer en esa tentación hará que el proceso se eternice, y todo lo que se eterniza no se acaba.

PASO 8

Una vez tienes ubicado las cosas que tenías claro que querías mantener, da un vistazo a lo que queda sin hogar. De éstas, mira lo que está dañado, roto, o que seguro que nos vas a usar, y ya sabes, les decimos adiós.

PASO 9

Empezarían a quedar los objetos de los que parece que siempre tienes problemas para deshacerte. Algunas cosas pueden ser elementos sentimentales, pero muchos de ellos probablemente sean objetos que puedes dejar de lado. Cuando intentes decidir qué hacer con estos elementos, recuerda si es algo que no te ayuda a lograr la visión que tienes para el nuevo espacio que has decidido construir, entonces es hora de dejarlos ir.

PASO 10

Lo sé, todavía hay cosas que te resistes a decirles adiós. Te propongo hacerte algunas preguntas, para decidir si se quedan o se van: ¿He usado esto en los últimos 6 meses? ¿Lo usaré en los próximos 6 meses? ¿Qué valor trae esto a mi vida? ¿Es más complicado ordenar y almacenar este artículo en lugar de deshacerse de él? y las respuestas te permitirán decidir si continua contigo o no.

PASO 11

Por último, teniendo claro que es lo que va a continuar en tu vida, es el momento de organizarlo y almacenarlo de manera que tenga sentido para ti, sin olvidarnos que su colocación debe ser práctica y armoniosa visualmente, es una regla imposible de saltarse en cualquier proyecto de organización.

Estos pasos llevarán el orden a tu hogar, haciéndote disfrutar de los beneficios físicos, emocionales y mentales que proporciona un hogar en orden, por ello ¿por qué no comenzar hoy?