Vuelta al cole, algunos consejos para que sea más fácil

Parece que fue ayer cuando acababan la escuela, y en pocos días se inicia el nuevo curso escolar, y con él, uno de los momentos más desafiantes para toda la familia.

Preparar a tu familia para regresar a la escuela puede ser difícil, especialmente después de un verano largo y divertido. Pero, con algunos consejos de organización, el camino puede ser algo más llevadero.

Lista de verificación de suministros para el regreso a la escuela

Deberías hacer una lista de los útiles escolares que van a necesitar para el curso escolar nuevo o utilizar la que suele proporcionar la escuela. Una vez dispongas de ella, revisa todos los artículos que en ella se detalla y comprueba uno a uno si lo tienes o no: ¿Mochila? se puede aprovechar ¿Lápices? tenemos ¿Tijeras de seguridad? no hay, se perdieron el curso anterior, etc. y así con cada uno de los objetos que se detallan en la lista, hasta completarla toda.

Antes de salir a comprar los artículos que no tienes, revisa las habitaciones de tus hijos, tu despacho e incluso la cocina, para comprobar que no hay ninguno de estos objetos perdido por algún cajón.

Revisa los armarios de la ropa de tus hijos

El verano es una época de grandes cambios, y en lo niños es donde es más evidente, pero en muchos casos no somos conscientes ya que van todo el verano en bañador, pantalón corto o falda, y los centímetros crecidos no son tan evidentes, pero pruébales la ropa para ir al colegio, y voilà, necesitan ropa nueva.

Para hacer que participen y colaboren, diles que se prueben la ropa ¡haz un desfile de moda! lo harás divertido y te prestarán atención. Debes hacerlo antes de ir a comprar, de este modo sabrás exactamente lo que necesitan. Dona o pasa la ropa que no les va bien a otro niño.

Preparados para las compras

Una vez tenemos claro que es lo que necesitamos, cogemos la lista donde hemos anotado que tenemos y que no, y con ella ya podemos salir de compras. Si tienes más de un hijo, crea una lista para cada uno de ellos, añadiendo el nombre en la parte superior de ésta.

Te recomiendo asignar un presupuesto de antemano para estas compras

Compra estratégicamente

Ya sabemos que necesitamos, es hora de ir a la tienda.

Es muy importante asegurarte de atenerte a tu lista y a tu presupuesto, evitarás gastos innecesarios y te desviarás menos de tu presupuesto mensual. Aunque vuelta al cole y ahorro no van juntos de la mano, podemos hacer que se lleven mejor.

En mi caso, lo que hacía cuando llegaba este momento era ir a comprar a varias tiendas, buscando los mejores precios para los artículos que necesitaba y solía ir a comprar antes de temporada, el precio suele ser más ajustado.

Crear un espacio para el papeleo escolar

Las escuelas son conocidas por enviar continuamente avisos, permisos, tareas y más papeleo. Antes de que te des cuenta, tu casa estará llena de papeles. Por eso es importante estar preparado para el aluvión de nuevos documentos que llegarán, y evitar que se convierta en un caos de información.

Por ello, te aconsejo que cualquier papel que llegue a casa pienses si debes guardarlo o no.

Todo aquello que has decidido guardar, deberás organizarlo, y una manera para ello es destinar una carpeta/acordeón con separadores, y dividirla en secciones: calendario escolar, contraseñas para acceder a la información en línea que manda la escuela, actividades extraescolares si las hacen en la propia escuela, en fin, todo aquello que tenga relación con el colegio y deba ser guardado.

Desarrollar una rutina matutina

Las mañanas son un momento hermoso cuando no hay prisas de por medio, pero cuando la rutina escolar llega de nuevo a nuestras vidas se convierte en un momento muy estresante, se acumulan demasiadas tareas en un corto espacio de tiempo: sacar a todos de la cama y vestirse, tomar un desayuno, asegurarte de que todos tengan sus mochilas con todo lo que necesitan (libros, deberes, almuerzos) y en los casos donde es necesario transporte para llegar a la escuela, llegar a tiempo para no perderlo.

Pero, si preparas algunas cosas la noche anterior para ayudarte a tener una mañana con menos estrés, lo vas a agradecer.

Te diría que antes de irte a la cama, limpies el fregadero de la cocina y laves los platos, si te levantas y la cocina está recogida, empezarás más relajado. Prepara la mesa para el desayuno. Los almuerzos de tus hijos si los haces el día anterior y los congelas, te puede ayudar bastante. Asegúrate que antes de irse a dormir, preparen sus mochilas con todo lo que van a necesitar, y las dejen todas juntas en la puerta principal, deberías asegurarte que estableces esto como rutina para tus hijos desde el principio, es bueno para ellos, es bueno para todos.

Mi último consejo, aprovecha y disfruta de estos últimos días de verano con los niños antes de que comience la agitada temporada escolar.